magiceye

españa

5. Calibración de la cámara

| 0 Comentarios

Hay dos tipos de calibración: una general, que es automática, y una segunda calibración manual para el ajuste más fino.

CALIBRACIÓN AUTOMÁTICA:

En MAGICEYE hacemos clic con el botón derecho del ratón en el medio de la pantalla, apareciendo el cuadro que ya vimos antes con el Autoset; cuando el usuario esté preparado, escogemos el botón de arriba a la izquierda (el número 1 de la siguiente imagen). Es un proceso muy sencillo: aparece una bola roja que se moverá por distintas partes de la pantalla, tan sólo hay que seguirla con la vista ¡NO TRATES DE ADELANTARLA! tan solo síguela con la vista.

im3

MUY IMPORTANTE: en esta fase es conveniente NO MOVER LA CABEZA, hay que seguir la bola sólo con el movimiento de la vista. Si en algún momento cerramos demasiado los ojos, o miramos a otra parte, la bola se detendrá. En este caso sería conveniente interrumpir la calibración (pulsando ESC) y volver a realizarla.

¿Por qué no debemos mover la cabeza? El software se va a fijar en el punto al que estamos mirando, y no va a tener en cuenta el movimiento de la cabeza. Esto permite que al usar MAGICEYE podamos mover la cabeza (voluntaria o involuntariamente) sin que esto afecte al movimiento del ratón. Es por esto que, en esta fase de calibración, debemos tener la cabeza lo más inmóvil posible, y seguir la bola sólo con la vista.

Al terminar la calibración manual podremos dirigir el ratón con la vista de una manera aceptable.

CALIBRACIÓN MANUAL Y AJUSTE FINO:

Con la calibración automática conseguimos un nivel básico de control del ratón. Si queremos llegar a usar iconos y botones pequeños de la pantalla, tendremos que hacer algunos ajustes para terminar de ajustar el sistema a nuestra vista. Para ello usamos la calibración manual, que la explicamos en el siguiente apartado.

 

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.